Hoy: 09:00-14:00, 17:00-20:30 962295027 629848227
Tiempo de lectura 1 min.

La hipertensión es un aumento persistente de la presión arterial por encima de los valores: 140/90 mmHg. Es una de las patologías más prevalentes en el mundo actual y afecta a alrededor del 25% de la población adulta en los países desarrollados.

Junto con el colesterol elevado y el tabaquismo, es uno de los factores de riesgo cardiovascular más importantes que puede provocar enfermedades del corazón y episodios cerebrales.

Algunos de los factores que hacen aumentar el riesgo de hipertensión son:

  • Antecedentes familiares
  • Obesidad
  • Consumo elevado de sal
  • Alcohol y tabaco
  • Falta de ejercicio
  • Estrés

Pero está en tus manos mantener la presión arterial bajo control, mediante un estilo de vida saludable y un seguimiento de los indicadores. Te explicamos cómo.

Cómo prevenir y controlar la hipertensión

¿CÓMO PREVENIR Y CONTROLAR LA HIPERTENSIÓN?

  1. Evita el sobrepeso. Controlar tu peso te ayuda a controlar tu presión arterial. Además, debes prestar especial atención al diámetro de la cintura, ya que un peso excesivo acumulado en esta parte del cuerpo puede incrementar tu riesgo de sufrir presión arterial alta (no más de 102 cm en hombres, y 89 cm en mujeres).
  2. Realiza ejercicio regularmente y adaptado a tus capacidades. Mantén un estilo de vida activo y evita el sedentarismo. Para ser eficaz, ¡se constante! El deporte continuado te puede ayudar a evitar que tu presión arterial alta se convierta en hipertensión, y en caso de hipertensión a tenerla más controlada. Andar o ir en bicicleta pueden ser buenas opciones.
  3. Sigue una dieta saludable y reduce el consumo de sal. Prioriza en tus platos verduras y frutas frescas de temporada y reduce las grasas animales de las carnes rojas y los aceites vegetales saturados. Además, mantén a raya la sal: elije opciones de productos bajos en sal, modera la sal incorporada en tus platos y minimiza el consumo de productos procesados.
  4. Evita hábitos no saludables. No fumes y disminuye el consumo de alcohol, reducirás el riesgo a sufrir alguna enfermedad cardiaca, entre otros. ¡Tu salud en general saldrá ganando!
  5. Sigue un control de tu presión arterial. La hipertensión es uno de los principales factores de riesgo de mortalidad, pero muchas veces, un seguimiento y tratamiento puede reducir este riesgo. ¡Pregunta en tu farmacia!
Precio